Mundo

Estados Unidos: 11 senadores forzarán voto contra el triunfo de Biden

Once senadores de EEUU anunciaron que se opondrán a la ratificación de la victoria del presidente electo, Joe Biden, durante la sesión del Congreso programada para el próximo 6 de enero; lo que forzará un voto sobre el resultado de las elecciones de noviembre.

En un comunicado conjunto, los once senadores explicaron que se opondrán a la certificación de los resultados hasta que no se realice una auditoría de 10 días.

«El Congreso debería nombrar inmediatamente a una comisión electoral con plena autoridad para investigar y determinar la verdad de los hechos con el objetivo de hacer una auditoría de emergencia de 10 días de los resultados electorales en los estados en disputa», afirmaron.

Los senadores que desafiarán la victoria de Biden son: Ron Johnson (Wisconsin), James Lankford (Oklahoma), Steve Daines (Montana), John Kennedy (Luisiana), Marsha Blackburn (Tennessee), Mike Braun (Indiana), Cynthia Lummis (Wyoming), Roger Marshall (Kansas), Bill Hagerty (Tennessee),  Ted Cruz (Texas) y Tommy Tuberville (Alaska).

PUEDES VER| Canatur: Con las pruebas moleculares negativas, no debería ser necesaria la cuarentena

140 REPUBLICANOS EN LA CÁMARA BAJA

El 6 de enero, ambas cámaras del Congreso se reunirán para poner el sello final al resultado de las elecciones, y solo basta con que un miembro de la Cámara Baja y otro del Senado se opongan al cómputo de votos electorales en un estado para que puedan desafiarlo.

Unos 140 republicanos en la Cámara Baja, como el congresista Mo Brooks, han asegurado que planean desafiar los votos electorales en algunos estados clave, según CNN, que cita a dos fuentes republicanas de la Cámara de Representantes.

De esa forma, Trump ya cuenta con aliados en ambas cámaras para poder forzar un voto sobre la victoria de su oponente.

EL ÚLTIMO RECURSO DE TRUMP

La sesión del 6 de enero en el Congreso es el último paso en el proceso de certificación del resultado electoral, y dará vía libre a la llegada al poder de Biden el 20 de enero. Por lo que la maniobra de ese día será la última posibilidad de Trump de interferir en el resultado de las elecciones.

Cabe señalar que el aún mandatario ha presentado decenas de demandas fallidas para cuestionar el resultado en varios estados clave donde ganó Biden, y también ha presionado a funcionarios estatales para que manipularan lo votado por los estadounidenses.

PUEDES VER| Estados Unidos deporta a recién nacidos estadounidenses de madres inmigrantes

Aunque no hay ninguna perspectiva de que la votación en el Congreso cambie el resultado de las elecciones, sí obligará a cada legislador republicano a mostrarse a favor o en contra de la batalla de Trump contra lo votado, una última prueba de lealtad que promete llenar de tensión al partido.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button