Deportes

La Copa del Rey, la opción de gloria para Barcelona

Hasta hace unos días, el Barcelona parecía estar contra la lona y lejos de sumar alguna gloria este año, el palmarés parecía estancarse, sin embargo, el hambre de trascender y la poca ambición del Sevilla se conjuntaron para que los culés amarraran el pase a la gran final de la Copa del Rey, donde se encontrarán con el Athletic de Bilbao.

El equipo de Ronald Koeman ha encontrado en este torneo el bálsamo y probablemente la calma para su proyecto, claro, mientras el presidente electo en los próximos comicios del club lo tenga contemplado, es sabido que, si Joan Laporta triunfa, Mikel Arteta será el elegido para sentarse en el banquillo blaugrana.

Con un segundo lugar en LaLiga que ya luce complicado de remontar por la posibilidad de que el Atlético extienda su diferencia a ocho puntos y con la llave de la Champions League a cuestas, la realidad es que la Copa del Rey se ha convertido en la gran oportunidad del Barcelona para asegurar una presea en este turbulento ciclo futbolístico.

Los Culés son los claros favoritos para convertirse en los nuevos campeones, lo son por historia, por la calidad de sus jugadores y porque en el terreno de juego son más que sus rivales, aunque es claro que no se pueden confiar, los leones de San Mamés ya les ganaron la Supercopa de España y buscarán otro título a costa de los culés.

Si se realiza un análisis de lo que ha sido esta temporada para el Barcelona, tendría que hablarse de una buena serie de altibajos que comenzaron desde el momento en el que Lionel Messi buscaba abandonar la institución sin que el club le hiciera válida la cláusula para poder rescindir su contrato. Todo empeoró con la salida de Luis Suárez, a quien hicieron sentir no estar a la altura del club.

Después de eso, la carrera por el título comenzó floja y si se considera que el calendario culé dejaba varios partidos pendientes, la situación “empeoró”. Apenas comenzaron a jugarse esos encuentros, el Barcelona de Ronald Koeman escaló posiciones y se enfrentó con el Real Madrid por la cima, sin embargo, las dos grandes escuadras de España dejaron ir puntos y el Atlético de Madrid terminó por subirse al primer lugar.

La Supercopa de España tampoco fue el mejor torneo para el Barcelona. Desde las semifinales con Real Sociedad sufrieron. Los donostiarras supieron empatar el marcador y mandar todo hasta los penaltis, donde los dirigidos por Ronald Koeman lograron avanzar.

En la gran final, dejaron escapar una ventaja 2-1 a los 77 minutos y en los instantes finales del partido anotaron Asier Villalibre e Iñaki Williams para coronar a los leones del País Vasco.

En el caso de la Champions League, el destino ya parece estar marcado. En los octavos de final de ida, el PSG les pasó completamente por encima.

Lionel Messi abrió el marcador poco antes de la media hora de partido, pero eso solamente desató toda la furia de la escuadra francesa. Kylian Mbappé apareció con un triplete y Moise Kean finiquitó la obra, cuatro anotaciones en calidad de visitante que tienen a los blaugranas aparentemente en la lona y con nulas posibilidades de levantarse. Seguro apelarán a su grandeza para tratar de levantarse.

El camino está inclinado para el Barcelona, la única posibilidad real para levantar algún campeonato está en la Copa del Rey, pero ahí tampoco la tendrán fácil. El equipo de Ronald Koeman deberá remar contracorriente si quiere mucha más gloria, cerrar perfecto y esperar las pifias de sus rivales.

No hay mañana para los blaugranas, tampoco lo hay para su estratega, mucho de lo que pase en el terreno de juego podría influir en las elecciones, y por supuesto, en el futuro de la institución.

 

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button