Economía

Paro de transportistas es contra los sobrecostosDiario Expreso

El paro de transportistas que comenzara el lunes por tiempo indefinido y continuara ayer en todo el país, incluyendo el bloqueo de la carretera Panamericana en no menos cinco puntos, no es uno de corte tradicional.

Su objetivo no es que suban los pasajes o el flete de la carga, sino que el Estado reduzca los costos del transporte. El hecho es que los costos vienen subiendo exponencialmente por decisión del Estado.

El alza de combustibles proviene de lo que en buena cuenta debería denominarse el oligopolio público-privado de la empresa estatal Petroperú y la empresa privada Repsol, que le sigue los pasos.

Al alza de los combustibles se suma el alza también del impuesto selectivo al consumo del diésel, el combustible que usan los vehículos de transporte. Es discutible que el diésel deba tener un impuesto selectivo al consumo.

El Estado argumenta que devuelve a los trasnportistas una parte del ISC, pero desde luego no a todos. Solo a los formales.

Hasta el momento la reunión de los dirigentes con las autoridades no ha llegado a ningún acuerdo. Los transportistas han tomado la avenida Argentina.

Como si no fuera bastante, a lo anterior se suma, además, el alza de los peajes. Y el efecto combinado de la tres cosas es letal para los transportistas.

El hecho histórico en este paro, sin embargo, es que esta sería la primera vez que los transportistas no piden subir los precios, sino bajar los costos que el Estado genera.En este sentido, el paro podría ser el punto de inflexión de una nueva conciencia política.

Al paro indefinido de los transportistas de carga el lunes, se ha sumado ayer, martes, el de los transportistas de vehículos colectivos (M1 y M2). Buena parte de estos presta un servicio informal que el mercado demanda, pero a quienes el Estado pone trabas para su formalización.

FMI ADVIERTE SOBRE LA CONCENTRACIÓN DE EMPRESAS EN EL MERCADO

La pandemia ha reforzado la concentración y la cuota de mercado de las grandes empresas, apuntó un estudio publicado este lunes por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Vemos crecientes signos en muchas industrias de que el poder de mercado se está arraigando ante la ausencia de fuertes competidores”, afirmó Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, en una conferencia organizada por los centros de estudios Bruegel y Brookings.

Georgieva destacó cómo la crisis desencadenada por la pandemia del coronavirus ha golpeado con especial contundencia a las pequeñas y medianas empresas, lo que ha permitido que las “firmas dominantes emerjan aún más fuertes mientras sus rivales más pequeños se quedan atrás”.

Un ejemplo es la concentración de los beneficios entre los cuatro principales jugadores en un sector, señaló el reporte.

“Estimamos que esta concentración podría ahora incrementarse en las economías avanzadas”, remarcó la titular del Fondo.

Uno de los factores más claros es el auge en las fusiones y adquisiciones, que de acuerdo al estudio del organismo internacional, pueden debilitar los incentivos para la innovación y fortalecer la capacidad de las empresas para aumentar los precios.

EL PARO EN EL SUR

El paro iniciado anteayer en casi todos los puntos claves de las carreteras del Perú se extendió el martes de manera especialmente importante en el Sur.

Además de Pucusana en Lima, en Ica bloquearon ayer la Panamericana Sur en los kilómetros 298 cerca de la ciudad, el 384 en Ocucaje, y el 444 en Nasca.

También hay bloqueos en Cusco y Puno contra el alza del combustible. No dejaron de señalar que el problema son los costos. En Cusco, bloquearon las principales vías de acceso a la ciudad tanto en el sector de Poroy por el norte, como en la zona de Kayra y Angostura por el sur. Al bloqueo se sumaron trabajadores del transporte urbano. También bloquean Sicuani y Espinar.

La situación se agrava en la ciudad de Puno, donde bloquean las vías hacia Desaguadero, Ilave y Juliaca. Decenas de buses y vehículos particulares permanecen varados en las carreteras al Norte, el Sur y el Centro del país a la espera de que los dirigentes se reúnan con el Ejecutivo en Lima.

Los transportistas reiteran que el paro nacional indefinido es contra el alto costo de su operación a causa del alza de los combustibles y del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles, además de los peajes. Un problema creado por el Estado.

SUBEN PRECIOS EN MERCADOS DE LIMA

Los precios suben en los mercados de Lima debido al paro nacional de transportistas iniciado anteayer, en reclamo por una serie de demandas.

En el mercado Lobatón, en Lince, la zanahoria, la lechuga y el brócoli habían incrementado sus precios. La zanahoria prácticamente en un 100 %. “Un saco que costaba 30 o 40 soles, ahora está en 80 y hasta 100 soles”, comentó una comerciante. “La espinaca la están vendiendo a ocho soles el kilo, de lo que costaba tres soles. Y es de lo que ha sobrado ayer, porque fresca no ha entrado nada”, manifestó una vendedora.

Esto ocurre ante el paro indefinido de transportistas pese a que el Gobierno asegura que ingresan más alimentos de lo normal a los mercados mayoristas de la capital. Los minoristas no reflejan lo mismo.

ALINEADOS CON SUS INTERESES

Que ambos gremios de transporte se encuentran juntos en el paro es un hecho inusual, pero no si se mira que sus intereses son los mismos en cuanto a los sobrecostos del Estado se refiere. Y estos intereses coinciden, asimismo, con los de los transportistas formales de pasajeros (ómnibus M3), aunque mantengan diferencias entre ellos en cuanto a la formalización del servicio de autos colectivos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button