Política

Vizcarra y su ‘romance’ con las empresas chinasDiario Expreso

El romance entre Martín “El Lagarto” Vizcarra y las empresas estatales de la República Popular China se concretó durante la gira a ese país que realizó con el mandatario Pedro Pablo Kuczynski (PPK), del 10 al 19 de septiembre de 2016.

En esa visita oficial, el entonces primer vicepresidente Vizcarra, quien también era ministro de Transportes, se dio un salto fuera del programa, al puerto de Yichang-Hubéi (17/9/2016), para conocer la Megacentral Hidroeléctrica de Three Gorges (22,500 megavatios), de propiedad del dragón eléctrico China Three Gorges (CTG). Un día antes, Lu Chun, el presidente de CTG (2014-2018), había tenido un desayuno con PPK en el Gran Kempinski Hotel (Shanghái).

Todavía estaba fresco que CTG, justo días antes del cambio de gobierno (15/7/2016), había conseguido -integrando el consorcio Hydro Global- la concesión de la Central Hidroeléctrica de San Gabán III (205.8MW) en la provincia de Carabaya (Puno), con una inversión de US$ 438 millones.

REGALAR UN RELOJ EN CHINA

Como regalo en esta luna de miel a la vera del río Yangtsé, Vizcarra recibió -entre numerosos obsequios de cortesía- un valioso reloj, “cuyo obsequio es un tabú en la cultura china, y no se acostumbra a regalar, ya que sugiere que el tiempo del destinatario se está acabando”.

Gran error del que regala y mayor error del que lo recibe, que podrían explicar sus actuales tribulaciones que pueden dar, más temprano que tarde, con sus huesos en la cárcel.

Sobre el valor del reloj se ha tejido una leyenda. Las empresas lo niegan, pero lo cierto es que numerosos integrantes de la comitiva a China recuerdan la anécdota relojera.

CHAGLLA

Durante la gestión presidencial de Vizcarra, el dragón CTG dio un verdadero zarpazo al conseguir la “luz verde” del Ministerio de Justicia (4/12/18) para comprar a la empresa brasileña Odebrecht, la tercera central hidroeléctrica del Perú (CH) Chaglla de 460 MW, por US$ 1,390 millones, pese a que en el país sólo quedó el 10% de esos recursos, es decir US$ 140 millones (S/ 524 millones).

Para colmo, respecto a esta pequeñísima parte del total, la Procuraduría nombrada por Vizcarra también se la devolvió a Odebrecht, bajo el argumento que los brasileños no contaban con los recursos para pagar a los informáticos con la promesa de que iban a seguir develando nuevos codinomes, lo que no sucedió, según denuncia el abogado Andrés Tello.

BUENOS OFICIOS

Sumamente confiados de su relación con Vizcarra, a los pocos meses de la compra de la CH Chaglla, CTG acordó la compra a la norteamericana Sempra Energy de la Distribuidora Eléctrica Luz del Sur -LdS (30/9/2019): “para aprovechar las ventajas que tiene con relación a la generación (…), para apoyar el reforzamiento de la distribuidora eléctrica de una gran parte de la capital peruana”.

Inicialmente, Sempra evaluó la posibilidad de vender en paquete sus activos de Perú (distribuidora LdS) y Chile (distribuidora Chilquinta). Según su CEO Jeffrey W. Martin (La Tercera 15/10/2019), desechó a CTG para evitar caer en la “integración vertical” que causa urticaria en el Tribunal de Libre Competencia de Chile. Sucede que, en junio de 2018, CTG había comprado al grupo industrial brasileño Cornélio Brennand, la empresa Atiaia Energía en Chile, que cuenta con el proyecto de la Hidroeléctrica de Rucalhue -en el río Bío Bío- de apenas 90 MW, “con una inversión estimada en US$ 240 millones”. Sin embargo, para evitar agitar las aguas, desistió de la compra Chilquinta, dejando su lugar a otra gigante china: State Grid International Development Limited (SGID), que pagó a Sempra Energy por la distribuidora US$ 2,230 millones.

Una nutrida delegación de CTG, encabezada por su presidente Lei Mingshan, visitó a Vizcarra en Palacio de Gobierno (5/12/2019) para agradecer la “luz verde” que el gobierno había otorgado para la compra de CH Chaglla y, por cierto, para comunicar que esperaban que Indecopi santifique la compra de Luz del Sur. (ver foto).

COMPLACENCIA

Llama la atención la complacencia que tuvo la CLC de Indecopi, presidida por la economista María del Pilar Cebrecos, cuyo vicepresidente era Dante Mendoza Antonioli, para aprobar la transacción sin mayores cortapisas. Otros dos vocales fueron removidos previamente: Hugo Ñopo de Grade, fue reemplazado por el viceministro de Energía de Vizcarra, Raúl García, y Diego Carrillo fue reemplazado por el abogado Lucio Sánchez. Seis meses después la operación de compra, Indecopi santificó esta transacción (27/03/20) en plena pandemia.

DONACIÓN

A los pocos días de notificada la resolución del Indecopi que autoriza la “operación de concentración empresarial”, el presidente de CTG, Lei Mingshan, mostró su “generoso corazón” donando suministros médicos por un monto de S/ 5 millones (20/4/20). Sin embargo, una nota posterior de El Mercurio (1/6/2020), nos devolvió a la realidad, pues señala “que China ha donado 31 respiradores al Perú, 571 a Chile y otros 1,270 a México”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button