Política

Pilar Mazzetti: “Ningún funcionario influyó en mi decisión de vacunarme”

Este lunes, en la sesión de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, la cual investiga las denuncias de juicio político 423 y 427 contra el vacado expresidente Martín Vizcarra y las exministras Pilar Mazzetti y Elizabeth Astete, la extitular de Salud refirió que ninguna persona influyó en su decisión de inmunizarse contra el coronavirus (COVID-19).

En sus descargos, Mazzetti, quien no hizo pública su aplicación de la dosis del antídoto chino Sinopharm, remarcó que ningún funcionario de los que están trabajando en el Minsa, así como ninguna empresa, influyeron en su decisión de inocularse.

PUEDES VER| Keiko Fujimori: «No mienta señor Lescano porque usted acosa y luego acusa»

Según dijo, su accionar se motiva por la «situación tan compleja que mostraba a una cantidad importante de funcionarios que se enfermaban cada vez más» y, por lo tanto, «quedaban unos cuantos en pie en el despacho ministerial».

Con más detalles, señaló que existen dos grupos vacunas, los cuales son el ensayo clínico y los investigadores y personal relacionado. Asimismo, comentó que hay un Comité Nacional Transitorio de Ética en Investigación que fue creada en abril del 2020 y la Oficina General de Investigación y Transferencia de Tecnología que formaliza la autorización.

En tal sentido, manifestó que cada ensayo clínico tiene sus protocolo y estas cambian a medida de las discusiones entre el patrocinador y el ejecutante. De esta forma se implementan versiones. Por lo tanto, «la versión presentada fue aprobada el 18 de agosto con una resolución directoral y el 24 de es mismo mes se hace la modificación del protocolo», añadió.

La exministra, en esta línea, al presentar la modificación, citó: «se enviará un lote adicional de 3200 vacunas para ser administradas voluntariamente, es decir, con conocimiento de los riesgos, al equipo de investigación y personal relacionado».

PUEDES VER| El Perú puede caer en garras chavistas

Bajo este criterio, «ingresó un lote adicional de vacunas, el cual fue autorizado por el comité de ética. A raíz de este incremento de dosis adicionales, que no eran para los pacientes, sino para los investigadores relacionadas, hubo nueve inspecciones y, posteriormente, el problema de las vacunaciones irregulares. En ninguna de esas se ha objetado el uso de las vacunas ni el personal relacionado».

Destacó, además, que su inmunización se efectuó después de la aprobación del antídoto en su país de origen (China) y ya se había formalizado el contrato con Covax Facility. «El 12 de enero recibí la primera dosis», recordó.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button