Entretenimiento

Antes de anotarte a un curso de diseño gráfico, mira los distintos tipos que existen

El diseño, como disciplina, abarca un amplio espectro de prácticas y conocimientos que están insertos en nuestras casas, en la calle, en el trabajo, en lo que consumimos, en las prendas que llevamos puestas, así como en la tecnología que usamos diariamente.

El diseño gráfico es una de sus ramas, desempeñada por profesionales en todo el mundo y de todas las edades.

Pero esta arista del diseño no se centra en saber manejar Photoshop o Illustrator, como muchas personas pueden llegar a pensar a la primera, sino que es un conglomerado de especializaciones que tienen sus propias proyecciones y mercados.

Así que, a continuación, veremos diversos ejemplos de este sector, para que sepas cuál es cuál y, quizás, termines anotándote en algún curso de diseño grafico.

Tipos de diseño gráfico

Diseño gráfico en marketing y publicidad

Uno de los más comunes actualmente, el diseño en marketing resulta en muchos casos la primera opción que se piensa cuando se habla de diseño gráfico.

En empresas, comercios o hasta en pequeños emprendimientos, la labor de diseñadores en vías de preparar piezas para las campañas de publicidad en Internet o para aumentar las ventas, es cada vez más demandada.

Sin embargo, hay una realidad: hay muchos sitios online y aplicaciones web que proporcionan herramientas intuitivas y fáciles de usar para quien quiere empezar de cero la comunicación visual en su trabajo o comercio.

No obstante, estas alternativas que facilitan un sencillo acceso para generar elementos gráficos, no reemplazan la mano hábil y la cabeza preparada de quien se especializa en el diseño gráfico en marketing.

Quien trabaja en esta área del diseño posee los conocimientos y las competencias necesarias para producir contenido que responda a un criterio estético fundado, que sea coherente con la identidad visual del cliente o lugar de trabajo para el que desarrolla la pieza, así como cumplir distintos objetivos, por ejemplo:

  • Vender un producto
  • Promocionar un servicio
  • Informar de descuentos, sorteos, beneficios u ofertas
  • Captar clientes para anotarse a un mailing de catálogo

Y todo esto, estando al tanto de las tendencias de consumo online, de las mejores maneras de captar el interés de los clientes-objetivo, y trabajando generalmente con otros profesionales de la comunicación como redactores publicitarios, community managers, social media managers, entre otros.

Además, este tipo de diseño no se limita a las redes sociales e Internet, sino que también comprende el desarrollo de elementos gráficos denominados offline (carteles, folletos, bolsas en las que se entregan productos, etc.)

Diseño gráfico en los videojuegos

Esta es una de las disciplinas que más crece, ya que no solamente se amplían las oportunidades de insertarse, sino que cada vez más se le presta mayor relevancia al momento de desarrollar y lanzar un videojuego.

Algunas de las tareas que puede realizar un diseñador gráfico en relación a un juego de video, son:

  • Branding: la marca es uno de los elementos intangibles más valiosos de cualquier proyecto o empresa, por lo que delinear y construir el diseño de la marca es una de las patas fundamentales para comunicar lo que el videojuego significa y transmite.

 

  • Empaquetado: en sintonía con el punto anterior, también se requiere del diseño de la caja en la que estará guardada el juego (en caso de salir en versión física), así como de los manuales o instrucciones que acompañan al videojuego o al merchandising.
  • Diseño y disposición de la interfaz y su correcto funcionamiento: no sólo implica el diseño de la interfaz (UI), sino también la experiencia del usuario (UX).

 

De forma que no sólo responda a una cohesión estética con respecto a la identidad visual del juego, sino que su uso sea simple y de fácil accesibilidad (por ejemplo, que en el diseño del juego se tenga en cuenta el uso de personas que tienen alguna discapacidad visual o auditiva).
Elementos visuales que hacen a la gráfica offline: esto puede involucrar la creación de materiales para publicitar el juego, folletería, stickers, posters, cartelería, así como también el diseño gráfico que tendrá el puesto si se presenta en algún evento o convención, por ejemplo.

Diseño 3D

Como una de las especializaciones del diseño que crece en el mercado laboral, el diseño gráfico en 3D aporta valor en áreas como el marketing y la publicidad, en el desarrollo de videojuegos, y hasta en la educación.

Este estilo de modelaje (que no es lo mismo que hace un diseñador industrial o un arquitecto), implica no sólo conocimientos para diseñar en 3D, sino también contar con conocimientos de edición audiovisual, de motion graphics, de fotografía e iluminación, y hasta de efectos especiales.

Las animaciones pueden incluir textos, personajes, escenas enteras que pueden ser en contexto de publicitar un producto o servicio, puede usarse como un modo innovador y lúdico de enseñanza, o de aportar en el diseño de elementos que componen un videojuego, por nombrar algunos usos.

Diseño para sitios web o apps

Esta área demanda permanentemente trabajadores calificados, ya que la creación de una página web o de una aplicación móvil es un activo clave para empresas y emprendimientos.

Hay decenas de razones por los que se quiere hacer un sitio web, y es tarea del diseñador gráfico construir un sitio que responda a ese objetivo.

Puede ser la disposición de bienes para su venta; o para la contratación de servicios; para suscribirse a mails publicitarios o informativos; armar una base de datos de los clientes; entre otros. Sea cual sea el caso, el diseñador gráfico es responsable de diseñar el sitio de manera que mejor rinda de cara a esa finalidad.

Lo mismo ocurre con las apps, ya que no sólo el diseñador debe ejecutar su trabajo en consonancia con el objetivo comercial, sino también que sea fácil para el usuario encontrar la información que necesita.

Diseño de marca

Una de las bases en la definición de un producto, proyecto o empresa/emprendimiento, es su identidad. Esta debe expresar los valores, la cultura y objetivos que movilizan el trabajo que se hace día a día.

Como parte de la definición de una identidad corporativa, el diseño gráfico es donde elementos como el logo, la identidad visual en redes sociales, la disposición de locales físicos o stands (si es que los hay), los colores y la tipografía, entre otros, son establecidos como parte de la estrategia comunicacional.

Esta tarea, por lo general, es hecha en conjunto con un equipo interdisciplinario, ya que no compete sólo al diseñador gráfico lo que es la marca e identidad visual de una compañía.

Diseño gráfico orientado al packaging

En relación al anterior caso, el diseño del empaquetado representa la identidad de la empresa o emprendimiento, en lo que después llega a manos de los clientes o usuarios.

Al mismo tiempo, esta disciplina del diseño no sólo busca mantener la coherencia estética y gráfica, sino además captar la atención en caso que se trate de productos o bienes que son expuestos en góndolas, muestrarios o sitios de e-commerce.

La primera impresión es la más valiosa, se dice, y el envoltorio es en muchos casos lo primero que se ve, por lo que su valor en términos de marketing, es indiscutible.

Para concluir

Esperamos que este artículo haya podido ser de ayuda para diferenciar de forma más clara los distintos tipos de diseño que más comúnmente encontramos hoy en día.

Y, ahora que ya tienes todo este nuevo conocimiento, si quieres anotarte en algún curso de diseño gráfico, ¡podrás hacerlo sobre el área que más te guste!

2021-04-29 16:54:49

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button