Entretenimiento

¿Personas multitasking? Ahora, también casas multitasking

Mirar de aquí a un año y medio atrás puede dejarte boquiabierto. Ni los más visionarios se animaron a imaginar la posibilidad de llevar adelante el 100% de las acciones de la vida cotidiana, en un mismo espacio, el hogar.

Si tratas de recordar la vida de principios del 2020 para atrás, verás una realidad totalmente diferente. ¡Hasta parece que ha pasado toda una vida! Trabajas, duermes, comes, haces cursos online y hasta entrenas dentro de las mismas cuatro paredes. Los espacios en donde convivías y te desarrollabas, se fueron desdibujando cada vez más, al igual que los horarios y los límites.

Seguramente, has tenido que adaptar tu hogar, y hasta fraccionarlo, para poder ubicar una actividad en cada rincón. Nunca utilizaste tanto el escritorio como en este año y medio. Apostamos a que también explotaste el uso de la cocina con nuevas recetas. Y ni hablar de que debes tener hasta un rincón decorado, y siempre ordenado, para meetings y videos de redes sociales.

La mutación de los espacios

Con la pandemia mundial generada por el COVID-19, la gran mayoría de la población se vio obligada a quedarse en sus casas. Y lo que pareció algo de unos días, se convirtió en una nueva realidad que ya lleva más de un año, y que apunta a seguir fortaleciéndose.

Es muy probable que, si hoy ingresas a la casa de cualquier peruano (nos animamos a decir que de cualquier persona en el mundo), podrás dibujar un mapa y descubrir en que rincón se desarrolla cada actividad del día. Es que, el humano, como buen animal de costumbres, estaba relaciona espacios con cada momento del día.

Y eso tuvo que trasladarse al hogar. Mira a tu alrededor, estamos seguros de que hay rincones en donde siempre haces lo mismo. Tu hogar se convirtió en un espacio totalmente multitasking, que se adapta a todas tus actividades y necesidades. Es gimnasio, instituto en donde estudias capacitaciones y cursos online, espacio para el ocio, para la dispersión y para el descanso.

 

Problemas de hacer todo en el mismo lugar

¿Tú también has notado que desde que todo esto empezó, tu sueño es peor que el de antes? Tranquilo, no eres el único. Aunque no lo creas y pienses que no tiene relación, trabajar y estudiar en casa puede afectar tu descanso. El motivo te lo dejamos a continuación.

Nuestro cuerpo, para conciliar el sueño, se rige por tres factores:

  • La sincronización
  • El contraste entre día y noche
  • La regularidad

Esté último, se refiere a la constancia y cronometrización normal de tus actividades diarias: el horario en el que estudiabas, el horario en el que trabajabas, que dormías y te despertabas, siempre era el mismo. Con esta nueva realidad, esta regularidad quedó totalmente desdibujada. A esto debes sumarle que la forma de sociabilizar y relacionarte, también cambió totalmente.

Además, el no salir del hogar, hace que estés menos expuesto al sol, por lo tanto, el contraste del día y la noche, también se ve afectado. Y ni hablar de que trabajas en el mismo espacio en donde solías descansar.

Así que si, es normal que tu sueño esté cambiado. Pero no te preocupes, establecer espacios de estudio y trabajo diferentes a los de descanso, es un gran tip. Y ni hablar de que tienes que volver a poner horarios de finalización y en los que descanses de las pantallas y tengas un momento contigo mismo.

También hay ventajas

No, aquí no queremos ser fatalistas ni nada por el estilo. Hay varias personas que terminaron encontrando muchas ventajas a quedarse en su casa. La realidad es que, si logras acomodarte y sortear esa sensación de encierro, puedes sacarle mucho provecho. ¿No nos crees? Aquí vamos:

  • Puedes aprovechar mucho más el tiempo
  • Ahorrar bastante dinero
  • Acceder a muchos más contenidos que antes

 

El tiempo es oro

¿Sientes que no puedes con todo y que no te alcanzan las horas como antes? ¿Estás seguro de que es así? Te proponemos que te tomes unos minutos y analices tu día. Cuenta las horas de trabajo, si estás entrenando, si le dedicas tiempo al ocio, a la cocina, a la vida social, etc. Verás que, en sólo un día pudiste haber hecho muchísimas más cosas en un día normal pre pandemia.

El motivo es muy claro, te estas ahorrando mucho tiempo de movilidad de un lado a otro. Claro que el problema es que, antes, estos momentos de viaje entre un punto y el otro, servían como limitadores de horarios de trabajo y estudio. Al no existir, es mucho más difícil poner un punto final a estas acciones.

Seguro que más de una vez te has dado cuenta que sigues trabajando o estudiando hasta entradas horas de la noche. Bueno, todo tiene sus grises. Te recomendamos que te organices y que cumplas con tus cronogramas al pie de la letra, de esta forma aprovecharás aún más el tiempo.

El dinero te rinde mucho más

Si, apostamos a que es así. Claro que es posible que hayas gastado más dinero de lo usual en cursos online, capacitaciones o compra de productos para estar más cómodo en tu hogar. ¿Estamos en lo cierto?

Este ahorro viene de la baja en la movilidad y la vida social. No gastas dinero en medios de transporte, ni en salidas sociales, gastos de una antigua normalidad. Hoy ese dinero puedes invertirlo en otras cosas, como formaciones, actividades online y compras. Pero ten cuidado, al manejar tus soles de forma virtual, ¡es más difícil darse cuenta de cómo el dinero se va!

La educación más accesible

Nunca fue tan fácil capacitarse. La cascada de oferta de cursos online, capacitaciones o información, es notablemente más grande que hace uno o dos años atrás. Todos los institutos y espacios de formación tuvieron que adaptarse y virtualizarse para poder mantener a sus alumnos.

Además, los contenidos se fueron actualizando y amoldándose a esta nueva dinámica. Puedes encontrar cursos de lo que sea. Sólo necesitas escribir en el buscador de tu laptop las palabras claves referentes al tema que te interesa y ¡listo! Encontrarás opciones gratuitas, pagas, cortas, largas, con videoconferencias en vivo, clases grabadas, material digitalizado de lectura, videos, etc.

Básicamente, es una educación on demand que se adapta a ti y no a la inversa.

Amígate con tu hogar multifacético

Puede ser que te encuentres harto de estar todo el día entre cuatro paredes. Ya no sabemos si es conveniente estar sólo o con familia, pero cuando la desesperación esté por ganarte, piensa es que es el mejor momento para seguir capacitándote y creciendo. Quedarte en casa, además de asegurarte estar sano y cuidar a los que más quieres, puede tener muchas ventajas.

Para disfrutarlas, ten en cuenta estos pasos:

  • Organízate y ordena tu espacio.
  • No dejes de ejercitarte, aunque sea 20 minutos al día.
  • Respeta los horarios
  • Mantén la comunicación con el mundo exterior.
  • Llama a tus amigos, a tu familia en tus tiempos de ocio.
  • Si compartes hogar con alguien, disfruta de las comidas sin móviles.
  • Durante el día, trata de trabajar y estudiar en sectores bien luminosos, mientras que el descanso se caracterice por llevarse a oscuras.
  • Y un punto súper importante ¡aléjate del móvil y laptop a la hora de dormir!

Esta normalidad cada vez está más cerca de su fin, pero de nada te servirá ponerte en su contra hasta que esto suceda. Sácale provecho y descubre sus ventajas. Pero, sobre todo, disfruta de tu nuevo hogar multitasking.

2021-05-31 08:42:05

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button