Actualidad

Teletrabajo en Perú: ¿qué es lo que está ocurriendo?

El teletrabajo se ha ido popularizando a medida que corrieron los meses. Por lo tanto, es fundamental conocer cómo puede darse la normativa en Perú.

El auge del teletrabajo

Hemos visto que la actividad virtual creció durante los últimos meses. Por ejemplo, lo podemos apreciar con las apuestas deportivas, que tomaron cada vez más fuerza, puesto que cada vez más personas decidieron generar ingresos desde la comodidad del hogar, al confiar en sus pronósticos deportivos de sus disciplinas favoritas en distintas casas de juegos de azar 100% virtuales.

Es decir, la posibilidad de generar ganancias desde casa (sea de la forma que sea, como ocurre con las apuestas), implicó que los países tuvieran que readaptar sus normativas para regular los trabajos a distancia, con el objetivo de establecer un marco regulatorio que beneficie tanto a los trabajadores como a los empleados.

Esto ocurre porque no solamente muchos trabajadores debieron cumplir con sus obligaciones desde casa, sino que otros decidieron conseguir trabajos 100% virtuales, como ocurre con los freelancers que brindan servicios al exterior. Es decir, hay un cambio de panorama que se orienta hacia el mundo de Internet y los servicios a través de las pantallas.

Por lo tanto, de un momento para el otro, cada vez más trabajadores tuvieron que adaptarse al día a día digital, pero no todos los países estaban preparados para legislar los marcos normativos para las tareas virtuales. Tal fue el caso de Perú, que tuvo que generar algunos decretos para disponer las modalidades del trabajo remoto.

El trabajo remoto y sus especificaciones

Cabe mencionar que, desde el 2013, estaba implementada una ley del teletrabajo, pero hay diferencias con las posibilidades de generar cambios en el trabajo remoto. Si bien lo utilizamos como sinónimos para explicar la posibilidad de generar ingresos desde cualquier lugar, en materia jurídica hay algunas diferencias.

Principalmente, la ley del teletrabajo implica que los teletrabajadores cuenten con los mismos derechos que los trabajadores presenciales. No obstante, en la del trabajo remoto, hay una diferenciación, pues la empresa debe generar capacitaciones sobre la nueva modalidad a todos los empleados.

Por otra parte, en esta ley las empresas tienen que generar presupuesto para los equipos y las herramientas de trabajo, pues no todos los empleados cuentan con los medios necesarios. En caso de que la empresa no lo solvente, sino que los gastos corran por cuenta del trabajador, la compañía debería resarcirlo por la suma equivalente a la inversión.

Si tenemos en cuenta que cada vez más trabajadores optan por un sistema completamente virtual e incluso implementar una modalidad mixta, la realidad parece indicar que tanto Perú como el resto del planeta tendrá los marcos normativos para que esta actividad continúe creciendo durante los próximos meses.

Lo lógico sería encontrar el equilibrio entre la satisfacción de los trabajadores y la rentabilidad de las empresas. El hecho de contar con buena tecnología en los hogares puede generar un mundo de oportunidades de negocio, por lo que es vital aprovechar este momento de la historia para lograr un cambio.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button